Alheña

Alheña

El ligustro

El ligustrum es un género de plantas arbustivas pertenecientes a la familia Oleaceae. Los arbustos varían en tamaño según la especie desde unos pocos centímetros hasta 5 metros de altura. Poseen una corteza verdosa con una superficie lisa, las inflorescencias tienen forma de panícula y recogen flores blancas. Los frutos están representados por bayas venenosas de color negro, con una superficie brillante. De las bayas, mediante tratamiento con agua destilada hirviendo, se obtiene un indicador químico, ligulina, que se utiliza para identificar ambientes ácidos y básicos. La mayoría de las plantas que se cultivan para cobertura son nativas de Japón o China. En Europa, Ligustrum vulgare crece espontáneamente, mientras que otras especies se han introducido más tarde.


Cultivo de ligustro

La especie más cultivada de este tipo de planta es Ligustrum lucidum, un arbusto que puede alcanzar los 6 metros de altura. La planta tiene hojas largas y ovadas, afiladas en el ápice, de color rojizo, con la maduración se tornan verde oscuro y brillantes en la página superior y opacas y ligeramente más claras en la inferior. Desde principios de verano hasta otoño presenta largas inflorescencias de color blanco crema que producen bayas venenosas de color negro en otoño. La mejor exposición para esta planta es un área soleada o en sombra parcial, puede tolerar bastante bien el frío, pero debe tener un riego adecuado durante todo el año para poder mantener el suelo húmedo. En primavera sería recomendable enriquecer el suelo con un abono.


Privet cuidado

El suelo ideal para el cultivo de ligustro debe ser fértil, fresco y con características de piedra caliza. La plantación de esta planta debe realizarse durante el descanso vegetativo, en el período otoñal, para que se favorezca el enraizamiento en invierno. La distancia óptima entre las plantas para la construcción de un seto debe ser de unos 60 cm que se convierte en un metro en el caso de una hilera discontinua. Se debe rociar el fondo del hoyo con algún fertilizante orgánico (preferiblemente estiércol o maíz). Compruebe que el suelo de cultivo no sea rico en arena o piedra triturada. Las operaciones deben realizarse en otoño, por lo que para proteger las raíces sería recomendable cubrir el suelo con material de mantillo como paja, hojas, astillas de madera o cáscaras de frutos secos.


Privet: poda de privet

Una vez finalizada la siembra, se debe regar abundantemente el suelo, incluso si ya está húmedo, para que se asiente y las raíces se puedan hidratar. El ligustro tolera bien la poda, por eso se utiliza para setos. Para mantener joven la planta sería recomendable cortar las ramas más viejas, de esta forma favorecería el crecimiento de nuevas ramas. En caso de querer crear un seto óptimo, para la poda sería fundamental plantar estacas en los extremos y luego cada 4-5 metros extendiendo una cuerda en la parte superior que se coloca a la altura del corte, de esta forma obtendrás un corte perfecto y Derecho. Este arbusto es una planta de hoja perenne, por lo que es aconsejable podarlo con frecuencia para estimularlo a producir nuevas ramas y hojas.




Vídeo: Alhena