Orquídea Dendrobium nobile

Orquídea Dendrobium nobile

Riega el Dendrobium nobile

El riego de Dendrobium nobile requiere algunas precauciones. En primer lugar hay que tener en cuenta la temporada: durante el invierno tendrás que minimizar el aporte de agua para obtener una floración rica y exuberante cuando llegue la primavera. Por el contrario, regarlo con regularidad incluso durante la estación fría no conseguirá una gran producción floral pero estimulará el desarrollo de keiki, esquejes útiles para la propagación de otras plántulas. Sin embargo, durante las temporadas de primavera y verano, Dendrobium nobile necesitará un riego abundante y regular. Para evitar la aparición de enfermedades e infecciones, asegúrese de que el agua no se estanque en el jarrón. Si es posible, use agua desmineralizada y no agua del grifo, esta orquídea es de hecho particularmente sensible al cloro.


Cultiva el Dendrobium nobile

Dendrobium nobile es una planta tropical y, como tal, requiere condiciones ambientales cálidas y húmedas. Colóquelo en un ambiente muy brillante, pero evite exponerlo directamente a la luz solar. En el caso de temperaturas demasiado altas (superiores a 28 ° C), asegúrese de mantener las hojas húmedas humedeciendo la superficie con agua desmineralizada. Retirar periódicamente las flores y hojas marchitas, esto minimizará el riesgo de infecciones y fortalecerá la floración. Al final del período vegetativo, con la llegada del invierno, coloque el Dendrobium nobile en un lugar fresco y luminoso a una temperatura de unos 10 ° para favorecer el descanso invernal y preparar la planta para la nueva floración. Evite exponerlo a corrientes de aire frío y temperaturas inferiores a 8 °.


Fertilizar el Dendrobium nobile

Dendrobium nobile se debe fertilizar cuidando de llevar al suelo la cantidad adecuada de nitrógeno, fósforo y potasio según el período vegetativo en el que se encuentre la planta. Hacia el final del invierno, para obtener una floración fuerte y exuberante, utilice un fertilizante con un alto contenido en fósforo. Durante la temporada de crecimiento (de mediados de febrero a finales de agosto), el uso de un fertilizante con alto contenido de nitrógeno será esencial para mantener la planta fuerte, robusta y resistente a las enfermedades. Al final del verano, cuando la planta entra en reposo vegetativo, se puede utilizar un fertilizante equilibrado. Para evitar daños a las raíces debido a acumulaciones tóxicas, fertilice a intervalos regulares no más de una vez cada dos semanas.


Orquídea Dendrobium nobile: Enfermedades de Dendrobium nobile

Para minimizar el riesgo de infecciones y enfermedades, es necesario asegurarse de que el Dendrobium nobile siempre tenga el grado adecuado de humedad, nutrición y limpieza. Las principales enfermedades que puede encontrar esta planta y que deben ser contrarrestadas lo antes posible son las infestaciones por ácaros y cochinillas. La araña roja daña las flores y las hojas de forma irreversible. Se puede prevenir manteniendo las hojas húmedas y tratando la planta con pesticidas especiales. Incluso la cochinilla se ve favorecida por el clima cálido y seco, en este caso es necesario intervenir rápidamente limpiando la planta con tacos empapados en una solución obtenida mezclando agua con alcohol o, alternativamente, con agua y unas gotas de jabón de Marsella.


Vídeo: ORCHIDS - Dendrobium Nobile - finally awakened from the Koma.